¿Que si te quiero?

¿Que si te quiero? Sí. Te quiero. No te asustes. No pienses de mas. Te quiero, de la misma manera en que se quiere a un amigo, quizás un poquito mas. Aunque pensándolo bien, ¿cuanto te quiero? No se. Poco o mucho, solo se que te quiero, tan poco o mucho como se puede querer a la primera persona que se piensa en las mañanas, a la ultima persona que se le da las buenas noches antes de dormir, aun estando en la distancia.

Te quiero justo lo que se debe de querer a una persona que le devuelve la sonrisa a otra, la esperanza, el creer. Te quiero lo que se le quiere y necesita a una persona que te hace olvidarte 3 segundos del mundo cuando sus ojos se cruzan, lo que se le aprecia a alguien que te roba una sonrisa cada día, te quiero lo que se quiere a un compañero del camino, a la dueña de la mano que sujetas al caminar.

No te quiero por cosas grandes tampoco, te quiero por cosas pequeñas, no tangibles en la piel, pero tangibles. Cosas como el reír hablando por teléfono, por disfrutar de las mismas tonterías, un recuerdo, un plan para en la noche, un plan para dentro de meses. Te quiero porque el destino nos puso en el camino de una manera sutil, en un momento ideal.

Te anhelo de la misma forma que un enfermo anhela su salud. Porque quizás, no te quiero, quizás te quiero querer, y no te tengo. Quizás sea esa la muestra mas tangible de que te quiero, el quererte sin pedirte mas, mas de lo que puedes dar, o quieres dar. Porque te quiero, y tu te dejas querer, pero no me quieres. Te quiero aun sabiendo que quizás, nunca te podré tener, pero te quiero, y nada puedo hacer.